Herida de traición: su infidelidad


herida-de-traición-su-infidelidad

Espero que tu herida de traición al leer este artículo no quiera matarme jajaja

Para nada quiero provocar una guerra entre tú y yo.

Sólo pretendo que reflexionemos juntos a través de este texto.

Bien, vamos a ello…

Tu herida de traición te hace experta en echar valones fuera.

Tiene mucha facilidad para colocar el 100% de la culpa de lo sucedido en el otro.

Fíjate que es la mayor de las autotraiciones que puedes hacerte a ti misma.

Cuando culpamos al otro de manera integral con un conflicto, automáticamente nos volvemos irresponsables.

Además esta actitud, nos convierte sin darnos cuenta, en la víctima en nuestras relaciones.

Pues de esta manera, siempre estaremos a merced del otro y nunca podremos protegernos.

Date cuenta cómo tu herida, que busca la seguridad y la calma en tus relaciones, como se mueve desde el miedo, te hace usar su máscara de la “controladora”.

Te hace vivir en modo alerta hacia afuera, rastreando el peligro. Pero no te deja mirar dentro de ti.

Le es más fácil culpar al otro con todo lo ocurrido.


Tu herida de traición te convierte en tu peor enemiga, porque te enseña a mentirte a ti misma, a ser irresponsable.


Estoy aquí para invitarte a reflexionar no para hacerte daño.

Continúo…

Ahora introducimos dentro de la ecuación, el hecho de que ese hombre te fué infiel.

Está claro que este texto no es para justificar “Su infidelidad”.

Para nada! Que quede muy claro.

Nunca justificaré que un hombre te mienta y te haga daño.

Es posible que aún no conozcas mi filosofía de vida sentimental.

Desde mi punto de vista terapéutico, siempre existe en la pareja una responsabilidad compartida.

Es decir, todo lo que sucede en la pareja, ya sea bueno o malo, ha sido creado por los 2 miembros.

Por lo tanto, ante un conflicto, siempre hay un 50% de responsabilidad que le corresponderá a él y un 50% de responsabilidad que te pertenecerá a ti.

Evidentemente él ha sido infiel, porque ni siquiera sabe que está buscando.

Seguramente accede a mentirte porque está en su “modo infantil”, en sus vacíos emocionales.

Esto es algo que sólo puede solucionar él, haciendo un trabajo de consciencia o de revisión personal a través de terapia de introspección.

Si él no llena sus vacíos, volverá a ocurrir lo mismo, te será infiel mil veces más o le será infiel a la mujer que esté a su lado.

Ahora bien, vamos con tu parte, con tu 50%.


¿Qué has puesto de tu parte para que él te sea infiel?


Esto se pone al rojo vivo Mujer Poderosa. Vas a evolucionar mucho con esta lectura.

Tienes que ser honesta contigo misma, y no dejar que tu herida de traición haga que te mientas a ti misma una vez más.

Como te he comentado anteriormente tu herida hace que no seas tu misma porque te mueves desde el miedo a que te hagan daño.

Entonces desde esta máscara de la controladora, vas a desarrollar en tus parejas comportamientos y hábitos que van a fomentar que el otro te mienta.

Ojo, no le esto justificando. Si él es mentiroso es cosa suya, pero si yo además le metes presión o le controlas, le doy más razones para hacerlo.

Bien, ¿Cuáles son estos comportamientos?:

– Controlar su celular.

– Revisar sus redes sociales para rastrear su interacción con otras mujeres.

– Rastrear su ropa en busca de pruebas.

– Controlar en exceso sus horarios.

– Tratarle como a un niño.

– Verle como un hombre débil.

– Justificar sus mentiras.

– Perdonarle todo, sin que haiga consecuencias.

– No dejarte ayudar.

– Intentar llevarlo todo hacia adelante tú sola.

– No reconocer tu vulnerabilidad y lo que te hace daño.

– Mostrarte Todopoderosa.

– No pedir ayuda.

– Verte por encima de él.


¿En cuántos de estos comportamientos te ves reconocida?


No te mientas. Si automáticamente dices: “es que yo soy así porque él provoca que yo sea así”…

Estás siendo irresponsable y no estás siendo honesta.

Puede que él quiere que ande detrás suya controlándole, lo admito, por sus vacíos emocionales seguramente necesite una Madre.

Pero tú también eres responsable de ejercer ese rol de Madre con él y alimentar más su comportamientos infantiles.

Espero que este texto te remueva por dentro y te deje con dudas.

La duda es algo muy bueno y positivo porque desde ahí podemos abrir puertas nuevas que nos liberen de mucho sufrimiento.

¿Deseas sanar tu herida de traición para acceder a parejas más pacíficas y seguras?

Apúntate ya a mi próximo proceso grupal online para “Experimentar el amor fuera de tus heridas emocionales”.

Sin tener en cuenta la fecha en la que leas este texto, en unos días comienza la próxima edición online de este proceso.

Ven y súmate. (también sanaremos el resto de heridas emocionales: la humillación, el abandono, el rechazo y la injusticia)

En este link tienes toda la información de este proceso:

https://oscarmartinblas.com/terapia-grupal-online-sanacion-heridas-emocionales/

¡Eres bienvenida!

Un abrazo muy tierno Mujer Poderosa.