Autoestima y emociones en el amor (2ª parte)


Cuando estás dentro de una de tus heridas emocionales, estás luchando y sufriendo en el pasado, no en el momento presente. (ni rastro de tu autoestima)

Tu mirada no se dirige hacia la vida y al futuro, sino que está viviendo en un tiempo que está muerto y no existe.

Por eso, pierdes todo tu poder personal y tu autoestima en las decisiones en el amor.

Todo ese torrente de energía divina que hay en ti, la estás enfocando en un conflicto que no existe. Estás luchando contra fantasmas que sólo existen dentro de ti, en tu mente.

Desde tus heridas emocionales, todos los hombres son iguales, como salidos de una cadena de producción.

Por lo tanto, aunque hoy llegue un nuevo hombre a tu vida y sea maravilloso, si sigues permitiéndote el lujo de meterte a fondo en tus heridas emocionales, NO PODRÁS VERLE.

A la más mínima y cuando algo no te cuadre, tirarás de pasado y automáticamente le pondrás la careta de una de tus ex-parejas, incluso la careta de tu propio Padre o Madre.

No tendrás una relación nueva y distinta a las anteriores, tu cerebro desde tus heridas, buscará justificar y autosabotear cada situación que vivas con ese hombre nuevo para hacerlo coincidir con el mismo patrón repetitivo de siempre.


Tus heridas emocionales, afectan por completo tus elecciones y decisiones en el amor. (y tu autoestima se va por los suelos)


Si buscas una “solución” desde su bucle emocional, será una decisión carente de poder, llena de manipulación y juego egóico.

¡Será una NO solución! (un acto inmaduro)

Inmaduro, porque vendrá a través de un impulso emocional que te hará reclamar, llorar, atacar, paralizarte… En definitiva, será una solución que no aportará nada de paz y nada nuevo a tu vida.

Puede que actuar desde tus heridas a veces te produzca una satisfacción y una falsa sensación de poder personal, pero serán temporales, por que la herida seguirá abierta.

Cuando hablo de decisiones incorrectas, no hablo que de estén mal, hablo de decisiones inconscientes.


Debes honrar todas y cada una de tus “malas decisiones” del pasado.


Eran las decisiones que debías tomar hasta que te dieses cuenta en el día de hoy, de que estás enganchada en tus heridas emocionales.

Ahora ya puedes cambiar el rumbo, felicidades!

Para iniciar un nuevo camino y tomar otro tipo de decisiones que te hagan ganar cosas nuevas en tu vida y acercarte al tipo de relación que anhelas, es necesario en primer lugar…

Ocuparte de tus EMOCIONES para no reaccionar como antes.

Para ayudarte en esta tarea nueva para ti, he creado un Proceso Grupal Online para Sanar las heridas emocionales que te roban el poder personal en el terreno sentimental y en el resto de áreas de tu vida.

Estás heridas son: el abandono, el rechazo, la humillación, la traición y la injusticia.

En el enlace que encontrarás en el botón de más abajo, encontrarás toda la información sobre este proceso y podrás reservar tu plaza en la siguiente edición.

Cada mes y medio celebro una nueva convocatoria.

Eres bienvenida.

Un abrazo Mujer Poderosa!